jueves, 24 de diciembre de 2009

TÓMENLO COMO UN REGALO DE NAVIDAD



Es Navidad, una fecha que para un servidor resulta bastante odiosa. No por el contenido religioso o las creencias ancestrales; sino más bien por el clima de hipocresía, convencionalismos, falso buen rollito y consumismo huachafo.

Pero este post no va a ser renegón. No vamos a perder el tiempo denunciando la fecha de marras ni haciendo un llamado a la solidaridad y la paz de los pueblos y tanta huevada sentimentaloide. No.

Hoy vengo a daros un regalo de navidad:

1977 fue un año en que los peruanos nos movíamos entre el triunfalismo gubernamental de los éxitos deportivos (campeones sudamericanos de basket y voley femenino, clasificación al mundial de Argentina) y la creciente movilización popular que obligó a la dictadura de Morales Bermúdez a convocar una asamblea constituyente y un calendario de elecciones generales. Pero en ese año pasó algo más.

El 20 de agosto de 1977, en el crepúsculo de la carrera espacial, la sonda Voyager 2 despegó, 16 días antes que su gemela, la Voyager 1 (El 24 de enero de 1986 lograría su máximo acercamiento a Urano, descubriendo 10 nuevas lunas del planeta). Bueno, frente a la posibilidad de que alguna civilización extraterrestre pudiera detectar e interceptar cualquiera de las sondas, los científicos de la NASA accedieron a incorporar en las naves algún tipo de información básica sobre el ser humano y la situación de nuestro planeta, una especie de mensaje en una botella interestelar.

Así, a las sondas Voyager se les incorporó un disco de gramófono conocido como disco de oro, que reproduce sonidos e imágenes que retratan la diversidad de la vida y la cultura en la Tierra. El contenido de la grabación fue seleccionado por la NASA y por un comité presidido por el entonces inefable gurú de la astronomía Carl Sagan. Se eligieron 115 imágenes, sonidos característicos del planeta (de animalitos como pájaros, ballenas o perros, naturales como el viento, el océano o un trueno, y otros más modernos, como un tren o el despegue de un avión), saludos en 55 idiomas, discursitos de rigor tanto del entonces presidente norteamericano Jimmy Carter como del entonces jefe de la ONU el ex-nazi Kurt Waldheim. Por último, una relación de obras musicales por países, buena parte de ellas de música clásica (Bach, Beethoven et al), pero también percusión africana, sonidos aborígenes australianos, cantos eslavos, mariachi mexicano o el "Johnny B. Goode" de Chuck Berry.

Lo que por aquí no sabemos es que en esa selección hay dos melodías peruanas y profundamente nativas. Osea, perfectamente desconocidas para el peruano medio de hoy en día. Es más, la producción latinoamericana del disco de oro se reduce a un mariachi jaliciense y a dos melodías andinas. Nada más. Ni chilenos, ni cubanos o argentinos. En el espacio exterior los alienígenas pensarán que el Perú es una potencia con una huella importante sobre el planeta tierra. A ver si es verdad.

Acá pueden escucharlo todo: http://goldenrecord.org/sounds.htm

Ese es mi regalo de Navidad.

Quienes aborrecemos estas fiestas podremos solazarnos escuchando también el Melancholy Blues de Amstrong (acá una versión guapa) o esta versión incomparable de El Cascabel. O airearnos con esta magia de Bach.

En estos días, hinchados de espantosa música navideña que pulula por todos los Malls limeños, es cuando más valoramos la riqueza de la buena música como extraordinario apagafuegos de los habituales incendios familiares. Venga, aprovechad.

Bonus track (osea, YAPA, que hoy soy generoso): Aquí es un sitio donde podemos descargar música no-comercial: jazz bands, música novelty, discos bizarros, desconocidas canciones latinas de los sesentas, los elepés clandestinos de Pérez Prado,etc, la locura). Gracias, de nada.

Ya está, disfruten todo lo que podáis. ¡ALLINLLA RAYMI, ALLINLLA MUSUQ WATA!

13 comentarios:

Candy dijo...

me salvaste!! en serio... muchas veces esa musica tiende a molestarme y estresarme. y ante el tema de la navidad ya no la veo con los ojos de niña que esperaba la navidad como una fecha de regocijo o mejor dicho como mocosa consumista q esperar los benditos regalos... felizmente las cosas han camnbiado y ademas he revalorado la importancia de regalar libros a los niñxs para q no hagan bulla... saludos

candy

Anónimo dijo...

Excelente el titulo de los comentarios: "tira tu piedra"! Pues bien, aqui arrojo tremenda piedra para el señor bloguero: Otro regalo de navidad que haces a la humanidad, y por ende que hace el Peru al mundo y al universo (ademas de las melodias) es esa palabra que tanto usas: el "osea".

Cree que de tanto usarse en el Peru, la palabreja termine siendo aceptada en el DRAE? O sea, que se haga legal? Yo lo dudo. Saludos y feliz año! (Escrito con teclado en lengua extranjera).

javier dijo...

Efectivamente Anónimo, el "osea" terminará siendo otro de los torpedos idiomáticos del habla peruana a la lengua castellana. Total, si los doctores de la RAE se han puesto tan tolerantes con la espantosa conjugación "haiga", ya me lo dirás...

Feliciano dijo...

Dices: "un mariachi jaliciense". Perdona mi curiocidad:¿no se dice jalapeños?

UNA REFLEXIÓN: Aunque sea doloroso, creo que tus ataques al hígado deberían darte por lo menos dos veces al mes, para obligarte a quietud, y, Oh, Manes, hacerte escribir dos meses al mes este lápiz y martillo.

Un poema por fin de año para ti y tus lectores:

CANTO XIII.

Yo quiero tu pañuelo y manto
rojos
alrededor de mi grito
para danzar alegre
entre las balas.

Feliciano
De: Kantuta Verde
(Inédito)

Daniel García Silva dijo...

Muchas gracias por los regalos, verdaderamente valiosos.

Otra cosa, ¿Qué tienes contra la música navideña?

A mi me gusta, sea en los malls limeños o en mi casa. Claro que, como en todo genero musical, hay música navideña “espantosa”, pero también muy agradable.

Un último apunte.

Al lado de frases muy peruanas o en quechua, escribes otras como “hoy vengo a daros”, “que hoy soy generoso”, “todo lo que podáis”, propias del idioma español hablado en la península ibérica, en lugar de utilizar expresiones más usadas en nuestro país, como “hoy vengo a darles”, “hoy estoy generoso” o “todo lo que puedan”.

Lo que me hace pensar en que, así como hay “consumismo huachafo”, también podría haber un estilo huachafo para escribir.

Al margen de estas apreciaciones, te reitero mi agradecimiento por lo valioso de la información que compartes con nosotros.

Que tengas un feliz año 2010.

javier dijo...

Feliciano:

El mariachi jaliscience es el mariachi típico de México, distinto de los conjuntos norteños o las trovas yucatecas. Jalisciense porque es originario del Estado de Jalisco.
Los jalapeños son unos ajíes mexicanos (chiles)que son la base de su gastronomía y que también se comen encurtidos o con queso.

Ah, y que Zeus cuide de mis amigos que de mi hígado me cuidaré yo.

Daniel:
Decadas y décadas escuchando el compact base de músicas navideñas es ya demasiado para mí, más aún si lo asocio con la compra de regalos y las sonrisitas hipócritas de rigor durante esa semanita de diciembre. He intentado diversificar ese subgénero escuchando posadas mexicanas o nuestras huaylías, pero no hay remedio.

En cuando al "daros" o "podáis", giros que traje de mi prolongadísima residencia en España, te digo que soy un convencido defensor de la variante ibérica de la tercera persona en plural. El "vosotros" me parece más inclusivo, más vocativo, más próximo a los interlocutores que el seco y huero "ustedes".

Y la variante lisurienta peninsular también tiene sus atractivos, pero prefiero dejarlo ahí, "que estamos en Navidad".

Daniel García Silva dijo...

Javier, razonable lo que explicas sobre la música navideña. Sin embargo, te reitero que en términos generales, esta si es de mi agrado. Bien dicen que en gustos y colores no han escrito los autores.

En cuanto a los giros idiomáticos que utilizas, me imaginaba que habías tenido una prolongada estadía en España, así que retiro lo de “huachafo”.

Lo iba a comentar en la misma entrada, pero me distraje y se me quedó en el tintero.

Es decir fui un autentico “gilipollas”.

Saludos.

Ai meu Deus dijo...

Hice copia de la idea -- y la "blogué" aquí (con referencia a la fuente): http://aijesus.blogspot.com/2009/12/prenda-de-natal.html

Salu2.

Anónimo dijo...

dice:
ALLINLLA MUSUQ WAYTA
debe decir
ALLINLLA MUSUQ WATA

Si lo que quieres decir feliz año nuevo.
Wata: año

javier dijo...

Gracias por la corrección, anónimo.

Wata, wata, wata, wata....

Hernan dijo...

Muy buen regalo, Javier Gracias.

A propósito, se está haciendo una lista para el Amigo Secreto de los Escritores Populares, ¿no te interesaría intercambiar regalos navideños?

Afectuosamente

Rafael Inocente

javier dijo...

Hernán, eso del amigo secreto estaba bien para cuando éramos chibolos y queríamos caerle bien a alguna hembrita...pero ahoraaaaa....

Prefiero un intercambio masivo y simultáneo de chelas. Apuntémonos ahí.

Anónimo dijo...

No solo un regalo, un alivio ver que hay otros que miran esta época con ganas de cerrar los ojos y amanecer una semana después ¡que mueran los toribianitos!